Este caldo es un buen depurativo que además de quemar grasas es un excelente depurador de nuesto sistema hepático, sanguíneo, sistema linfático...

PREPARACIÓN

Se prepara una olla con con media col (repollo), 1 ápio, una cebolla, unos tomates( como cuatro o de pera, o un par o tres de ensalada o una mano de cherryes...) y una cabeza de ajo pelada.Se pone a hervir sin sal y sin aceite hasta que del total de agua se reduzca a la mitad. Se retira el caldo y se añade, 4 cucharadas de aceite de oliva virgen, y el zumo de dos limones, todo ello se tritura bien fino o se pasa por el chino.

( si estás muy acostumbrad@ a la sal, puedes ponerle un poco de salsa de soja, pero lo mejor es sin ella, ya que la salsa de soja es rica en sódio y hace reterer líquidos).

TOMAS

Se toma tantas veces como se quiera durante el día, a mas caldo mas kilos se pierden, puede sustituir algún vaso de agua pero no es sustituto de la comida, si bien hay gente que hace dietas depurativas a base unicamente de este caldo, lo recomendable, es dejarse aconsejar por un especialista y nunca se debería suspender la ingesta de alimentos por mas de un par de días.

INDICACIONES

Este caldo está recomendado para todas aquellas personas que quieran hacer un choque antes de empezar una dieta, que quieran reforzarla o se hayan estancado en una dieta, para todas aquellas personas que tengan retención de líquidos o que simplemente se quiera depurar.

REACCIONES Y REACCIONES ADVERSAS

Cuando el cuerpo empieza a depurar, vierte desechos en el torrente sanguíneo, por eso puede suceder que al principio notemos dolor de cabeza, mal gusto en la boca, olor raro en las secreciones, se nos ensucie el pelo, sudemos mucho mas y orinemos y defequemos mas... pero con la toma continua se pasa todo menos la orina que cada vez será mas limpia, aunque no menos frecuente.

Comentarios